martes, 14 de abril de 2009

Cascarón de nuez

Y desafiando el oleaje sin timón ni timonel
Por mis sueños va ligero de equipaje

Ahora que soy libre he decidido volver a amar a Roberto
cómo si de veras alguna vez me hubiera detenido
cómo si de veras fuera una opción hacerlo
cuiriosamente, a pesar de que siempre que lo he amado, lo he hecho sin alternativa
y sin remedio
lo nuestro ha sido
finalmente
el amor más libre del mundo

Ofrece muy pocas ventajas
regalarle el corazón
a un trotamundos

se pierde el dicho corazón de vista
se olvida que se tiene
se empolva el cajón
del pecho
que le corresponde
imposible sacudirlo
pero un día vuelve
llega cargado de historias
convertido en cuarzo
o en caracol
o en tiza

a lo mejor un día que no se sabe
ni se acuerda uno
que lo tiene
camina como siempre a casa
y se sonríe
nuestro corazón ha tocado puerto
y nos añora con risas
porque a las olas les deja
la tarea del llanto

Uno camina la última cuadra a casa
saluda de beso a los vecinos
duerme con arena dulce entre los dedos
y en los cajones

3 comentarios:

Mar Koan dijo...

Que hermoso, leerte es acceder al mundo con una flor en los ojos.

Karlita dijo...

WoW!!!

Que bonito....

saludos!!!

Juana Adriana dijo...

Me gustó mucho!!!! Diría algo más pero hoy ando muy poco elocuente. Saludos!!!!