viernes, 4 de septiembre de 2009

Roberto

Hoy volví a pensar en él
en la última noche que cogimos
en el último te amo que me dijo
en la madrugada en tlalpan
con toda la avenida por delante
con toda la vida por delante
en todas las veces que volvió

Hoy pensé en él de nuevo
en como me prohibí pensarlo
en como dejé de imaginar escenarios
como tantos años cuando se iba
dramático casi trágico
y yo fraguaba reencuentros
que de uno u otro modo sucedían
en como deje de hacerlo
en como lo amé tantísimo tiempo
en como un día
simplemente
me detuve

Pensé en la noche fatídica
en que decidió golpearme
en que lo llamé enfermo
cuando recuperé el habla
en sus pasos alejándose
por primera vez para siempre
en mi amor que se volvió miedo

en esa última vez que lo vi
que tuve que verlo
que ya no lo ame
como lo amaba siempre
que lo veía llegar
desde donde llegara
¿desde donde llegaba siempre?
que astros lo traían a mi
de tanto en tanto

hoy lo recordé
cuando era hermoso
y a cada recuerdo
también el del golpe
el del frío
el del mito
que cosntruí para él
y que se robó su puño

hoy volví a pensar en él
y me sorprendió recordar
que hubo una época en que él partía
y yo lo pensaba a diario
no como ahora
que me sorprende su recuerdo
en las páginas de un libro

que yo le presté
y que él citó al pie de la letra
con sus actos (atroces)
la última noche
que lo quise

4 comentarios:

Alisma dijo...

Hola:

Me gustó. Bastante.

Saludos.

IvOnNe dijo...

Wow! que jodidos pasa que podemos recordar de esa forma.
Un abrazo, hermoso escrito

Mar Koan dijo...

hoy volví a extrañar los sandwiches

H. Domínguez-Razo dijo...

Me impresionó esta entrada, es simplemente brutal, me mueve a recuerdos también.

¡Que cosa!
¡Que barbaridad!
¡Que tan tú!